• Facebook
  • Instagram

Sostenibilidad


Respecto a los pilares de la sostenibilidad

La Copra es una compañía comprometida con los tres pilares de la sostenibilidad: económico, social y ambiental, garantizando que sean practicados de forma común en todos sus departamentos.

Aspecto económico

En este aspecto, entre otras prácticas rutinarias, garantiza la competitividad del mercado, sin hacer uso de su liderazgo y de su expresividad nacional para reducir precios o imponer condiciones de venta, de modo de eliminar a los competidores. Al contrario que ofrece condiciones de ventas justas a sus distribuidores y representantes en todo el país, manteniendo sus precios y sus métodos de negociación siempre en sintonía con los practicados en el mercado.

Aspecto social

En el aspecto Social de la Sostenibilidad, la Copra conserva un marco estable de colaboradores, con más de 330 trabajadores directos donde, además de los beneficios sociales de la práctica, ofrece un ambiente de trabajo agradable y la constante posibilidad de crecimiento profesional, tanto que el cambio de cargo, por promoción, es común en la compañía.

Además, con el objetivo de dar oportunidad al trabajador que está ingresando en el mercado, la Copra contrata el Menor Aprendiz, oriundo del SENAI, manteniendo constantemente en su cuadro de personas de alrededor de 10 jóvenes en estas condiciones y más, el trabajador de la Copra es alentado a estudiar constantemente, con los gastos costeados por la compañía. Así, el colaborador de Copra, puede ingresar en un curso técnico, que le garantice su perfeccionamiento en su área, o incluso entrar en una universidad, y lograr una nueva formación profesional.

Aspecto ambiental

Por último, en la cuestión del medio ambiente, además de mantener una conducta que no dañen el medio ambiente, la copra, estimula y patrocina acciones que colaboran para la preservación de él. Recientemente, entre otras acciones, se convirtió en socio del Instituto Biota, que promueve la conservación de la fauna marina y de su hábitat, con foco en los mamíferos y tortugas, contribuyendo de forma efectiva para el mantenimiento y para el crecimiento del Instituto.

“La colaboración entre las ONG y las instituciones privadas en muy válida, ya que ayuda a impulsar las instituciones. Necesitamos ese apoyo logístico y financiero para continuar realizando nuestras actividades, no hay como el voluntariado dedicarse exclusivamente a la Institución. Por medio de asociaciones podemos contratar a personas y garantizar la continuidad del trabajo. Gracias a la adhesión de la Copra vamos a contratar a una veterinaria, que va a hacerse cargo de toda la parte clínica orientada a los animales. Para nosotros es un súper ganancia, afirma el biólogo Bruno Stefanis, fundador de la ONG.

Bruno también celebra el hecho de que la Copra sea una institución local, con sede en Maceió. Los otros socios de la Biota son de fuera del estado. “Esta proximidad seguramente va a despertar el interés de compañías locales”, comenta. “Torcemos por el éxito de esta unión, que ella es muy buena para el Instituto y también para la Copra, destacando la empresa como apoyo a la preservación del Medio Ambiente”, finaliza.

Para el director de la Copra, Hélcio de Oliveira, solo hay que celebrar. “Estamos muy contentos de colaborar con el Instituto Biota de Conservación, preservar el Medio Ambiente siempre ha estado en nuestras premisas y tenemos la certeza de que esa actitud nos mantiene en ese camino. También esperamos que nuestra acción despierte el deseo en otras empresas de Maceió”.

Certificaciones

Todos los productos de la Copra tienen el Sello del proceso de estabilización y asociación (pea.org.br). Este sello garantiza que la empresa no prueba sus productos en animales.

Otro sello importante es producto orgánico del Aceite de Coco virgen extra, y también de los Chips de Coco, por cierto fue la Compra que hizo el primer Chips de Coco orgánico del país.