• Facebook
  • Instagram

El Coco

Coco: sinónimo perfecto de versatilidad

Él está presente de alguna manera en la vida cotidiana de las personas. En la cocina tiene diversidad de usos garantizada en muchas recetas de todo el mundo, en la estética viene ganando escala global, en artesanía eleva el espíritu creativo de los artistas y en el paisajismo, así el proprio de palma de coco conquista a todos por su belleza natural. Sí, todo esto viene del coco.

Hay varias explicaciones para el origen del cocotero (Cocos nucifera L.) Algunos creen que él es originario de India, otros dicen que vino de las islas del Pacifico o de África, y hay los que creen que esta planta ya existía en América Central, antes del descubrimiento del Nuevo Mundo. Lo que se sabe a ciencia cierta es que, en Brasil, el coco fue introducido por los portugueses, en la Bahía, alrededor de 1553, con plantas procedentes del archipiélago malayo. A partir de ahí, se extendió por todo el litoral brasileño.

COPRA: es el nombre que se le da a la pulpa del coco seco, de la que se extrae el aceite de coco. Copra es definida por el Diccionario Larousse como “pasta oleaginosa de la almendra del coco de bahía, seca y preparada para ella si riesgo de extraer el aceite, glicerina, manteca de coco, etc”.

El nombre “copra” deriva d la palabra malayalam koppara, que significa “coco seco”.

Del coco, todo se aprovecha.

La pulpa proporciona el coco rallado y la leche de coco, ampliamente utilizados en la industria alimenticia, de panes, pasteles, helados. En la confitería y en la cocina tienen lugar garantizado. Genera, además, otros productos de mayor valor agregado, como el aceite de coco, que actualmente está en evidencia en todo el mundo, la manteca de coco, excelente opción a la alimentación saludable, la harina de coco, rica en fibra excelente para preparaciones alimenticias, azúcar de coco, extraído en este caso de la savia del cocotero, néctar de coco, entre otros. Su fruto verde proporciona el agua de coco, una excelente reposición de suministro de agua, principalmente para reponer la pérdida de potasio.

En la industria cosmética se destaca cada vez más como un ingrediente de gran alcance, para los productos de belleza, de la A hasta la Z.

Su fibra es muy usada en bellas artesanías, alfombras para residencias y automóviles, entre otras aplicaciones.

Curiosidad: en los inicios de la radio brasileña, el coco seco abierto al medio, sin la pulpa, era usado como sonido que imitaba el caballo a galope, bastaba vencer las dos mitades.

También figura en el cancionero popular brasileño. Es común que aparece en las estrofas de los músicos y poetas